Las oraciones más poderosas para la Salud

Cuando nos encontramos en un callejón sin salida al enterarnos sobre la terrible noticia del padecimiento de una enfermedad de un hermano, familiar, amigo o de uno mismo, queremos ofrecerle hasta lo que no podemos con la intensión de que este salga de tan terrible dolor y angustia, pero lo más que podemos hacer es orar , ante tal situación.

En estos momentos donde realizamos una petición pidiendo por la salud, nos enfocamos a rogar a dios con fe y esperanza, aferrados con mucha fortaleza y confianza a la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para que nos conceda la sanación ya sea física, mental, emocional o espiritual sea cual sea el pronóstico médico.

Muchos son los factores que intervienen en el momento de comunicarnos con Dios la humildad, el perdón, la confianza tanto en Dios como en la medicina, la fe y la esperanza antes y después de orar para de esta manera conseguir la paz y la curación que necesitamos. Las oraciones poderosas para la salud actúan como actividad generosa y positiva.

Oración Poderosa por La Salud de un Enfermo

En momentos de desesperación al enterarte de la terrible enfermedad de un ser querido aférrate a dios con fe y esperanza, dirígete a él con esta oración pidiendo que restablezca en esa persona la fortaleza y el optimismo para salir adelante y combatir los dolores y la tristeza.

Padre nuestro que está en los cielos, vengo delante de ti reconociendo que solo tú eres Dios. Reconozco que eres Dios de amor, de compasión y de misericordia. Por eso hoy te pido que te acuerdes de (amigo/a), que está enfermo/a de _________.

Te pido,  que extiendas tu mano sanadora hacia (amigo/a). Te pido,  que quites el dolor de su cuerpo. Te pido que confortes su alma durante estos momentos difíciles. Te pido, que (amigo/a) sepa que tu estas a su lado siempre.

La Biblia dice que tú le has dado autoridad a tu hijo Jesús sobre todas las cosas. Así que yo declaro que en el nombre de Jesús, la enfermedad se va de (amigo/a) Tengo fe que tú, tienes el poder para sanar. Confío que la obra de sanidad está hecha en (amigo/a).

Gracias Señor por escuchar mi petición. Gracias por tu amor y por tu misericordia. Gracias por tus grandes obras. Gracias por la salud de (amigo/a). Que tu voluntad sea hecha, en el nombre de Jesús, amen.

Oración por el Poder de Jesús

Si deseas pedir por ti o por una persona muy cercana a ti por su inmediata recuperación y sanación, debes enviarle la energía necesaria suficiente para superar el transcurso de la enfermedad, reza con mucha humildad y confianza esta oración las veces que sea necesario, nuestro Señor Jesucristo escucha tus suplicas.

“Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.

¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de ti. Del maligno enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a ti. Para que con tus santos te alabe.

Mi amigo más leal, Jesús mío, confiaré en ti en todo lugar y en todo momento, confiaré en ti en la salud y la enfermedad, pues mi fuerza y bastón eres tú en todo tiempo y lugar.

Por el poder de tu bendita Palabra yo rechazo toda enfermedad en mi cuerpo, yo expulso el mal en mi ser; saco y elimino todo lo que me daña. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Así sea por los siglos de los siglos. Amén”.

 Oración por la Salud

Llevar una vida plena depende de nuestro estado físico y emocional, por lo tanto en momentos de padecer de problemas de salud es necesario acudir a la misericordia de Dios mediante una oración y de esta manera encontrar consuelo espiritual y mental ante las dolencias que nos aqueja.

 Padre Dios Todopoderoso, fuente de la salud y del consuelo, que has dicho “Yo soy el que te da la salud”.

Acudimos a ti en este momento en el que por la enfermedad experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos.

Ten piedad Señor de los que están sin fuerza, devuelves la salud y quedaran sanos.

Has efectivos los tratamientos médicos.

Líbrales de los efectos secundarios de la medicina y has que lo que la medicina no puede hacer.

Realiza un milagro de tu amor y concédeles la salud del cuerpo, la paz en el alma, para que libres de toda enfermedad y recobradas las fuerzas, puedan servirte mejor a ti y a nuestros hermanos.

Lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies