Oraciones que serán escuchadas para pedir la ayuda de Dios Todopoderoso

El poder que ejerce una oración para cambiar rápidamente cualquier ambiente de preocupación, sufrimiento y dolor, cada persona tiene la bendición de contar con esa ayuda poderosa y milagrosa. De hecho, Dios puede incluso elegir y enviar espíritus celestiales a nuestras vidas para responder a nuestras plegarias.

Asimismo, de nosotros depende que lo que oremos se reflejen en la fe y devoción que trasmitimos a Dios, con la certeza de que siempre tendremos respuesta de nuestro señor salvador.

Como indican los principales escritos religiosos, que Dios responde con mayor fuerza a las oraciones de los verdaderos creyentes. No importa lo complicada que sea la situación en la que se encuentren, ni la desesperación por la que estén pasando, ya que Dios siempre tendrá el poder celestial para dar soluciones inmediatas.

¿Como podemos fortalecer nuestra fe hacia Dios?

Esta pregunta puede responderse de muchas manera, ya que existen formas sencillas de fortalecer las oraciones y es amplificando la fe como las ofrecemos, siempre guiados y protegidos por Dios que da la fortaleza que necesitas para confiar infinitamente en que el cumplirá sus promesas, sin importar en que situación o lugar te encuentres. Este esfuerzo es fortalecido, mientras a diario tú las requiera, sea por la mañana o por la noche antes de acostarse.

Mi excelentísimo Dios,

tú eres quien aumenta mi fortaleza. 
Eres mi pilar en mis días de debilidad 
guía a mi corazón a elevarse en tu presencia, 
a nada debo temer, nada de 
qué me inquiete. Cúbreme fuerte 
en tus abrazos, para poder 
afrontar cada una de mis dificultades. 

Amén.

 

Sin embargo, si nos acercamos a Dios con oraciones llenas de fe, podemos ver que algo maravilloso y milagroso sucederá, Dios te recompensará por buscarlo fervientemente. Es en ese momento puedes comenzar a orar poderosamente para invitar a Dios que te acompañe todos los días.

Señor mío y Dios mío, ayúdame por favor y  escucha mis lamentos, sana mi alma y cuerpo. Mi fe en ti es inquebrantable, sé que eres el único que puede socorrerme. Ayúdame a que mi vida de un giro y se llene de todo el bien que tu  desees.  Últimamente he realizado malas decisiones tratando de hacer las correctas. Tu eres todo para mí y yo no soy nada sin ti mi Dios misericordioso.

Querido Señor, por favor ayúdame a superar esta dificultad, proporcióname  orientación y fortaleza mientras estoy a punto de ser desalojado. Le pido que me envíe el Espíritu Santo y restaure el amor en mí y  aumente la fe en ti. Estoy abrumado por la ansiedad y lleno de temores por todo, te pido que cuide de mi familia. Padre Celestial, no me abandones, estoy muy ansioso. Por favor, te pido mucha calma en todas las cosas, especialmente en mi fe y asegúrate de que estemos todos a salvo. Amén.

Volviendo la mirada a Dios y orado cada día desde que nos despertamos hasta que nos acostamos siempre serán útiles para recibir bendiciones.

Oración de la mañana para fortalecer nuestras energías

Para comenzar nuestro día lleno de fuerzas celestial:

Querido Dios, por favor ayúdame 
a recordar 
que hoy no me 
va a pasar 
nada 
que tú fuerza sean las mías 
y disfrutar cada día

de todas tus obras. 
Amén.

Oración de la noche para que Dios nos acompañe:

Te ruego, Señor, que guarde mi alma.

En estas horas de descanso,

ahora que me acuesto a dormir; 
se mi compañía y mi sanación

para mi cansancio. 
Te ruego, Señor, que tomes mi alma,

muéstrame la dirección en la

que necesito estar cada día

y guíame en ese camino. 
Amén.

Debes confiar en la fuerza de Dios y rodearte de personas que crean fielmente en él, siempre permitiendo que entre en tu vida a través de las oraciones poderosas.

Dios bendito te pido guíes

mi camino en este

momento de ansiedad y temor, te

invoco en cada una de mis oraciones

para que tu mi Dios vengas en mi ayuda. Te suplico que

me rodees de personas que cuidan de mis mejores intereses.

En tu nombre rezo mi señor Dios cada día. Amén

Debes aprender a tener fe en Dios para que te guíe, inclusive cuando pasa por momentos de desesperación él no te abandonará.

Querido Dios celestial, sabiendo que eres

infinitamente consciente 
de la lucha que estoy experimentando, 
el dolor y la desesperación. Nunca me abandones,

sabes el deseo de mi corazón de ser sanado 
de esta enfermedad, permítame manejar

las cosas de la mejor manera.

Pero a través de ti, pido ahora tu 
toque de sanación. Siempre estas presente

para consolarme y darme las provisiones de fe

que necesito. Ruego a ti mi padre me bendigas

y puedas curarme. Amén.

Así que confías en su palabra, nunca pierdas  la fe que Dios estará muy cerca de ti.  Sé constante hasta que te dé las respuestas. No te desanimes y continúa orando hasta que el poder de Dios resuelva tus problemas.

Alabado sea mi Dios

que a través de ti, me concedas la inspiración,

el motivo y seguir la dirección correcta, para obtener los recursos necesarios
para mi nuevo negocio y tener el éxito esperado. Mi intención es clara 
y mi voluntad es fuerte. Te ruego me ayudes a concentrarme en mis objetivos y a obtener recompensas honestas para el beneficio de todos. 
Gracias, Dios, por tu amable asistencia. ¡Amén!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies