Oración para dar gracias a Dios de noche

Todos los d√≠as solo necesitamos un recordatorio de que Dios est√° √≠ntimamente involucrado en todo lo que hacemos. Es por eso, que cada oraci√≥n que entreguemos en manos de Dios despu√©s de una larga jornada nos permita dormir bien, porque el reparar√° nuestras fuerzas durante el sue√Īo y dar√° abundantes bendiciones, cuando das gracias por el d√≠a y la noche que te permiti√≥ vivir.

A continuación te ofrecemos una algunos ejemplos y frases inspiradoras para dar gracias a Dios cada anoche.

Oración más efectiva para dar gracias a Dios cada noche

¬ęQuerido Dios, gracias por tu incre√≠ble poder y trabajo en nuestras vidas, gracias por tu bondad y por tus bendiciones sobre nosotros. Gracias por tu gran amor y cuidado. Gracias por tu sacrificio para que podamos tener libertad y vida. Perd√≥nanos cuando no te agradecemos lo suficiente, por qui√©n eres, por todo lo que haces, por todo lo que has dado. Ay√ļdanos a poner nuestros ojos y nuestros corazones en ti de nuevo. Renueva cada noche nuestros esp√≠ritus, ll√©nanos con tu paz y alegr√≠a. Te amamos y te necesitamos, hoy y todos los d√≠as. Te damos gracias y alabanzas, porque solo T√ļ eres digno. En el Nombre de Dios todopoderoso. Am√©n¬Ľ

Me despert√© esta ma√Īana para decir‚Ķ ¬°Eres bueno! Y tu amor perdura para siempre Y al finalizar el d√≠a‚Ķ

Oh, Padre celestial, concede a tus hijos dormir para refrescar el alma y el cuerpo: concédeme este regalo, te lo ruego; mantenme en esa paz perfecta que has prometido a aquellos cuyas mentes están fijas en ti; y dame tal sentido de tu presencia, que en las horas de silencio pueda disfrutar de la bendita seguridad de tu amor; por Jesucristo nuestro Salvador. Amén.

Realizar oraciones es la fuerza m√°s poderosa del mundo. ¬°Oh Se√Īor, acu√©rdate de m√≠ seg√ļn tu gracia, pon en m√≠ tu bondad infinita en esta larga noche!

Oh Dios, mi refugio y fortaleza: en este lugar de luz y ruido implacables, envuélveme en tu santa oscuridad y silencio, para que pueda descansar seguro bajo la sombra de tus alas. Amén.

Nuestro querido Se√Īor, siempre vigila a los que trabajan y al caer la noche env√≠a a sus √°ngeles sobre los que duermen.

Oh, Padre celestial, concede a tus hijos dormir para refrescar el alma y el cuerpo: concédeme este regalo, te lo ruego; mantenme en esa paz perfecta que has prometido a aquellos cuyas mentes están fijas en ti; y dame tal sentido de tu presencia, que en las horas de silencio pueda disfrutar de la bendita seguridad de tu amor; por Jesucristo nuestro Salvador. Amén.

Con el fin de satisfacer verdaderamente a Dios, hay que cuidar el lugar y momento adecuado y nada mejor que al final del día dar gracias por todo lo recibido.

Vigila, querido Se√Īor, con los que trabajan, o mira,

o llora esta noche, y carga a tus ángeles sobre los que duermen. 

Atiende a los enfermos, Se√Īor Cristo;¬†da descanso a los cansados, bendice a los moribundos, calma el sufrimiento, compadece a los afligidos,

protege a los alegres y todo por tu bien. Amén.

Nada mejor que una oración al final del día, para darse cuenta que es una conversación directamente con Dios que fortalecerá su espíritu.

Hazme conocer tus caminos, oh SE√ĎOR;¬†ens√©√Īame tus caminos!¬†Dame caminar en tu verdad, y ens√©√Īame;¬†porque t√ļ eres el Dios de mi salvaci√≥n;¬†te espero todos los d√≠as.¬†Acu√©rdate de tus muchas misericordias, oh SE√ĎOR, y de tus muchas gracias, porque son antiguas.¬†¬°No te olvides de recordar los pecados de mi juventud y mis transgresiones!¬†¬°Acu√©rdate de m√≠ seg√ļn tu gracia, por tu bondad, oh Se√Īor!¬†El Se√Īor es bueno y directo, por lo tanto, ense√Īa a los pecadores de la manera correcta.¬†√Čl hace que los humildes caminen en juicio, y ense√Īen a los humildes de su camino.¬†(Salmo 25: 4-9)

Una oración con mucha devoción, es un regalo al bienaventurado hijo de Dios que glorifica cada una de sus bendiciones.

Espíritu de toda curación, calma mi agotamiento físico de cada uno de mis días; con tu poder, renueva la salud dentro de mí y levántame de alegría, de acuerdo con tu amorosa bondad, por lo cual doy gracias en esta santa noche; por Jesucristo nuestro Salvador. Amén.

La oración no es magia sino un acto de amor y confianza en Dios y su poder con los que creen en su palabra.

¬†Se√Īor, conc√©deme la gracia¬† de poder descansar en esta hermosa. Noche y poder liberarme de mi cansancio.¬†Limpia mi coraz√≥n y mi alma, para que pueda dormir con alegr√≠a en Tu amor.

Las tareas de la vida y los productos que se logran obtener cada d√≠a, son bendiciones. As√≠, que Se√Īor recu√©rdame que las mejores cosas¬†son gratis: amar, re√≠r y compartir con los dem√°s y a trav√©s de la oraci√≥n podemos agradecer.

Gracias, Se√Īor,que tengo un techo sobre mi cabeza,

que tengo un lugar para dormir,

comida en mi mesa

y zapatos en las piernas.

T√ļ me diste tu amor, Se√Īor,

y una buena familia.

Gracias, Se√Īor, por todas tus

bendiciones.

La mejor manera de dormir bien por la noche es tener paz interior y convertir tu corazón en Dios.

Querido Dios en el cielo, Creador, que me han llamado a su amor por la vida,
al final del día, cuando cada vez menos bullicio de los alrededores,  cuando todo el ruido se desvanece del mundo y solicito ante ti consuelo en estas horas nocturnas. Amén.

T√ļ mi Dios eres siempre el primer pensamiento y el ultimo al final del d√≠a.

D√©jame saber que t√ļ, Dios, eres un refugio seguro, un respiro despu√©s de un trabajo arduo, un¬† lugar donde puedo respirar y encontrarte antes de que sigas tu camino.

Antes de quedarme dormido, quiero agradecerte, Dios, por tu amor por mí.
Quiero pedirte disculpas por lo que te he ofendido. S√°lvame en tus brazos cuando las tormentas me golpeen.

Te ruego por el don y la gracia de confiar en ti para todos los días de mi vida. Pido mis oraciones en el nombre de Dios, mi ángel guardián y mi santo protector.

Amén.

¬ęQuerido¬†Jes√ļs,¬†gracias por tu incre√≠ble poder¬†y¬†trabajo¬†en¬†nuestras vidas,¬†gracias por tu bondad¬†y¬†por tus bendiciones sobre nosotros‚ÄĚ

 Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,  como fue en el principio, como
es ahora, y por los siglos de los siglos. A través de la vida. Amén.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies